Guía básica de supervivencia para padres primerizos

Te lo advirtieron: ser padre no es fácil. Pero nadie te habló de la enorme paleta de colores que encontrarás en un pañal usado, ni de cuál es el límite de horas sin dormir antes de caer en la locura.

Estos consejos te ayudarán a sobrevivir a los primeros meses con tu bebé. O al menos te arrancarán una sonrisa. Pero si quieres verdadero consejo profesional sobre productos de farmacia para bebés, Farmacias Rodríguez es tu respuesta.

Ofrecido por Farmacias Rodríguez
¿Qué es esto?
Consejo nº1

Recupera las noches

Si el bebé no puede dormir… tú tampoco. Así que por su bien y tu salud mental, puedes tranquilizarlo poniendo cerca algo que genere un sonido constante y grave (un secador de pelo, una campana extractora, etc…) No tardará en dormirse.

Comparte este consejo
Consejo nº2

Elimina las garras

Ya sabes que tras su aspecto angelical se esconden unas uñas que podrían ser catalogadas fácilmente como armas blancas. Lo mejor es aprovechar justo ese momento mágico tras el baño en el que el bebé está relajado y las uñas más blandas. Si no te lo pone fácil lo mejor es dejarlo e intentarlo mientras duerme. Usa siempre un tijera roma.

Comparte este consejo
Consejo nº3

Comprende las gráficas

Es genial eso de ir al pediatra y que te hable con una extraña lengua en la que la palabra “percentil” aparece en cada frase. Para que lo entiendas de una vez por todas: Del percentil 3 al 97 está la normalidad. Si tu bebé está en el 50 (ya sea de peso o altura) significa que está justo donde la mayoría de bebés de su misma edad y sexo.

Comparte este consejo
Consejo nº4

Cuidado con las mascotas

Los animales de compañía no son incompatibles con tu bebé, pero debes tener ciertas precauciones si no quieres convertir tu casa en un campo de batalla. Si tienes un perro, vigila sus hábitos con el bebé. Si es un gato, recuerda que puede contagiar la Bartonella. Y hasta los cinco años, olvídate de erizos, hámsters, pollos y reptiles.

Comparte este consejo
Consejo nº5

La hora del pañal

Pocas cosas producen tanto terror como un pañal rebosante. Hay que armarse de valor para poder desactivarlos. Pero ¿cada cuánto tiempo hay que cambiarlos? Evidentemente, cada vez que el bebé haga lo que mejor sabe hacer o cuando esté húmedo al tacto. Y eso puede ser desde las dos horas a las seis.

Comparte este consejo
Consejo nº6

Hable con ello

Tu bebé no para de absorber conocimientos, palabras e ideas. Seguramente acabará siendo un NINI de todas formas, pero hay que intentarlo: explícale el mundo, las frutas, los árboles durante un paseo… o cíñete a los clásicos y háblale del tiempo.

Comparte este consejo
Consejo nº7

Mocos fuera

Un bebé con mocos es como una bomba lista para ser desactivada. La mejor manera de eliminarlos es colocar al bebé de costado y echarle suero fisiológico con cierta presión por el orificio nasal que queda arriba. Sorprendentemente, saldrá por el otro. Luego, con una perilla de aspiración y mucho tacto, acabarás con la pesadilla verde.

Comparte este consejo
Consejo nº8

Dientes, dientes

Si tu bebé empieza a llevárselo todo a la boca y babea sin control, sus dientes están a punto de aparecer en escena. Puedes aliviarle el dolor frotándole la encía con un poco de agua o zumo fresquito (lávate las manos primero, claro). Tener a mano un mordedor frío ayudará. Y en los casos más difíciles, puedes aplicarle el mismo analgésico que utilizas para bajarle la fiebre.

Comparte este consejo
Consejo nº9

Evita escoceduras

Cuando el culito de tu bebé parece el mapa de temperaturas del telediario es el momento de actuar. Usa siempre una crema protectora, déjale de vez en cuando el culito al aire y sécale bien tras cada baño.

Comparte este consejo
Consejo nº10

Lactancia letal

Sí, nos hemos dejado llevar por el título, pero ¿ a qué suena a peli de acción? De todos modos, lo que tienes que saber es que en ocasiones esa máquina de succionar sin fin que es el bebé, puede dejar los pezones de la madre bastante doloridos. Una forma sencilla de prevenir que se agrieten es frotarles una gota de leche materna tras la toma.

Comparte este consejo

Hecho con ♥ por Geekia. Laboratorio de comunicación